• Maria Manrique

DI "NO" A LAS RESOLUCIONES DE AÑO NUEVO

Actualizado: may 23




EL 80% DE LAS RESOLUCIONES DE AÑO NUEVO FALLAN EN LOS PRIMEROS TRES MESES DEL AÑO - EN VEZ DE ESO, FIJA METAS.


"Cuando no tienes resoluciones de Año Nuevo, eres libre de disfrutar el proceso sobre los resultados. Puedes ver el bosque desde los árboles a medida que avanzas progresivamente."

La víspera de Año Nuevo se ha convertido en algo más que unas vacaciones para muchos de nosotros. La consideramos no solo como una celebración del año, sino como una oportunidad para un nuevo comienzo, es por eso que creamos resoluciones. Algunas personas deciden enfocarse más en su salud, mientras que otras prometen avanzar en su carrera. Aunque empezamos el nuevo año con la mejor de las intenciones de cumplir con estos objetivos, a muchas personas no les toma mucho tiempo renunciar a su resolución de Año Nuevo u olvidarlo por completo.

Si estás buscando hacer un cambio en tu vida, ¿Por qué se siente tan difícil mantenerte enfocado? ¿Cuál es el objetivo de las resoluciones de Año Nuevo si no duran? ¿Deberías hacer resoluciones de Año Nuevo si no se cumplen? La respuesta puede sorprenderte. Las resoluciones de Año Nuevo pueden tener lugar una vez al año, pero la forma en que las realizas y llevas seguimiento de los resultados que deseas dice todo sobre tu proceso de establecimiento de objetivos. No establecer resoluciones de Año Nuevo es en realidad la forma más confiable de lograr tus objetivos para el próximo año. Incluso este, así ya estemos casi a mitad de año.


¿DEBO HACER RESOLUCIONES DE AÑO NUEVO?

¿Por qué estás eligiendo tus resoluciones de año nuevo? ¿Cuántas veces lo has hecho y cuántas veces lo has logrado realmente? Muchas resoluciones de Año Nuevo fallan porque estamos buscando una nueva experiencia, no un cambio real. Es fácil decir que te gustaría tener una mejor vida amorosa con tu pareja, pero ¿Qué estás comprometido a hacer? ¿Quieres salir en más citas, a más fiestas y reuniones o quieres crear un vínculo más profundo y significativo? A menudo hacemos resoluciones porque estamos sintiendo este espíritu de celebración y alegría, pero no pensamos realmente en lo que se necesitará para lograrlas. Luego, unas semanas o meses después del año nuevo, nos damos por vencidos y nos preguntamos: "¿Cuál es el objetivo de las resoluciones de Año Nuevo?" Entonces nos sentimos terribles por nuestra falta de progreso y eso podría generar en nosotros un comportamiento aún peor.


RESOLUCIONES DE AÑO NUEVO VS. METAS

¿Deberías hacer resoluciones de año nuevo? Antes de responder esto, date cuenta de la diferencia entre una resolución y un objetivo. Una resolución es una decisión de hacer o no algo específico. Un objetivo es una serie de pasos calculados diseñados para ayudarte a lograr la resolución, como por ejemplo comenzar una práctica de meditación a la hora de acostarte. Según esta definición, puede ser más sencillo pensar en los objetivos como el proceso planificado para lograr tu resolución. Al establecer objetivos, estás diferenciando el resultado deseado de los pasos que debes seguir para lograrlo. Entonces, ¿Cuál es el objetivo de las resoluciones de Año Nuevo? Al establecer objetivos, las resoluciones crean un resultado final para que así puedas centrarte y luchar por lo que quieres. Todo se reduce a la forma en que estableces metas. Los objetivos, no las resoluciones, son la clave del crecimiento y el éxito a largo plazo. Y el secreto para establecer metas convincentes es saber por qué quieres lo que quieres: encontrar el propósito y el significado en tus metas. Crear objetivos convincentes te ayudará a mantenerte inspirado, incluso cuando los tiempos se ponen difíciles. ¿Qué resoluciones estás considerando? Ya sea para crecer profesionalmente o para obtener un mejor estado de salud, tendrás dificultades para tener éxito a menos que crees un objetivo realmente convincente.

NINGUNA RESOLUCIÓN DE AÑO NUEVO ES MEJOR QUE OTRA

No hay resoluciones de Año Nuevo posibles sin una estrategia para lograrlas. Las resoluciones se vuelven más alcanzables cuando simplificas tu proceso de establecimiento de objetivos. Cuando tengas problemas para alcanzar tus resoluciones, necesitas una forma de alcanzar tus objetivos sin importar lo que suceda. En lugar de una resolución endurecida, necesitas un plan. Aquí te mostramos cómo reemplazar las resoluciones con objetivos que funcionan.

1. DECIDE Y COMPROMÉTETE A REALIZAR UN CAMBIO No hay resoluciones de año nuevo fáciles. No tendrás éxito a menos que estés dispuesto a cambiar tu estilo de vida. Ninguna resolución funcionará para ti a menos que estés en la mentalidad de crear un verdadero cambio. Toma la decisión ahora de que vas a cambiar algún aspecto de tu vida y luego comprométete a hacerlo realidad.

2. DOCUMENTA LO QUE QUIERES ¿Deberías hacer resoluciones de año nuevo? En lugar de simplemente resolver cambiar un comportamiento, ¡Escribe tu objetivo! No en una computadora, sino en papel o en un diario. Escribir algo en un cuaderno físico puede ayudarte a recordar mejor más adelante. Tener una idea clara de lo que quieres y tenerlo documentado es la mejor manera de llegar al estado correcto para lograr tus objetivos. Podrás enfocarte realmente en tu objetivo una vez que lo veas frente a ti.

3. TEN CLARO EL POR QUÉ tU resolución de año nuevo podría ser conseguir un asenso en el trabajo, pero ¿Por qué? ¿Quieres aprender más sobre tu campo? ¿Deseas ganar más dinero para poder mantener mejor a tu familia o ahorrar más para lograr la libertad financiera? Comprende no solo el resultado a corto plazo que deseas, sino el verdadero propósito de tu objetivo. Cuando comprendas por qué quieres tu objetivo, encontrarás la manera de lograrlo, incluso cuando las cosas se ponen difíciles. Sin resoluciones de año nuevo para crear ansiedad por el rendimiento, puedes realizar cambios incrementales que se acumulan para lograr tu objetivo.

4. ENCUENTRA CERTEZA ABSOLUTA Y ACTÚA Está bien no tener idea de cómo vas a lograr tu objetivo cuando recién comienzas. Pero independientemente de cuán avanzado estés en tu plan para lograr tu objetivo, debes operar desde una mentalidad de creencia absoluta y fe de que puedes lograrlo. Esa es la clave del éxito: Incluso cuando estableces objetivos estratégicamente, no se pueden lograr resoluciones de Año Nuevo sin dedicación. En tu mente, si no tienes más remedio que tener éxito, si alcanzar tu objetivo se convierte en una necesidad absoluta, entonces nada más importa. Harás lo que sea necesario para llegar allá. Ni siquiera te cuestionaras los sacrificios y todas las excusas desaparecerán.

5. MIDE TU PROGRESO ¿Deberías hacer resoluciones de Año Nuevo si no puedes medir tu éxito? No. La claridad y el seguimiento de tu progreso es clave para el éxito. Si tu resolución de Año Nuevo es ser más saludable, ¿Cómo la medirás? ¿Estás haciendo un cierto número de comidas en casa cada semana en lugar de comer fuera? ¿Estás caminando tres kilómetros todos los días? ¿Cuántos días a la semana estás yendo al gimnasio? Establece un cronograma razonable para tus objetivos y mide tu progreso en el camino.

6. CONTINÚA A medida que avances en tu viaje, tienes que saber que habrá momentos difíciles. ¿Cuál es el objetivo de las resoluciones de Año Nuevo si no te ayudan a desarrollar la perseverancia? Cuando te enfrentes a un revés, o si sientes que has fallado por completo, no te rindas. Avanza y pregúntate: ¿Cuánto me costará si no logro este objetivo? ¿Me estoy perdiendo una oportunidad de carrera increíble, decepcionaré a mis hijos o perderé la vida que quiero?

"NO TENGO UNA RESOLUCIÓN DE AÑO NUEVO": LA BELLEZA DEL PROGRESO INCREMENTAL

"No tengo una resolución de Año Nuevo y ahora estoy progresando más que nunca". Cuando no tienes resoluciones de Año Nuevo, eres libre de disfrutar el proceso sobre los resultados. Puedes ver el bosque desde los árboles a medida que avanzas progresivamente. Los pequeños pasos se vuelven agradables, ya que no estás agobiado con un resultado perfeccionista en el horizonte. Al abandonar las resoluciones, estás operando con una mentalidad de poder hacer en lugar de vencerte a ti mismo por tus defectos. Hay muchos consejos para mantener las resoluciones de Año Nuevo, pero la principal es esta: No te limites a vincular las metas con el año nuevo porque todos los demás lo están haciendo. El cambio real se produce cuando conoces tu resultado y te comprometes a hacer realidad tus objetivos. Aprender a establecer y alcanzar objetivos es un gran hábito que pocos realmente dominan en sus vidas. Obten todo lo que deseas este año, y cada año, al decidir establecer y alcanzar objetivos que realmente te importen. Comenzar su año sin resoluciones de Año Nuevo puede ser una experiencia liberadora de obtener lo que realmente desea. Descubre tus pasiones y supera los obstáculos!