• Maria Manrique

CÓMO "LLEGARLE" REALMENTE A ALGUIEN

Actualizado: may 23




ESCUCHA PROFUNDAMENTE: LUEGO AJUSTA TU ENFOQUE


"Muchos de nosotros aún no hemos desarrollado la agudeza para reconocer y calibrar las estrategias básicas que otros usan. "

¿Sabías qué esa personalidad única que nos caracteriza viene acompañada de un chip interno que rige cualquier conversación que entablamos? Piensa en cualquier problema de comunicación que tengas. Ahora ¿Qué pensarías si te digo que comprendiendo la programación de la otra persona, podrás ajustar la manera en la que te comunicas para que el problema desaparezca?

¿La persona a la que amas, no se siente amada? ¿Eres amable con tu compañero de trabajo, pero él contigo no? ¿Intentaste ayudar a alguien y no respondió? Lo que debes hacer es identificar la programación existente, luego lo que tú estás haciendo y finalmente lo que está haciendo la otra persona. En la mayoría de ocasiones, no conseguimos lo que queremos porque no logramos conectar con esa programación interna. Es primordial escuchar y comprender. Así para nosotros no tenga importancia o parezca lo mismo, un leve cambio en las palabras que usamos, puede generar una gran diferencia.

Te pongo varios ejemplos; quizás preparaste una propuesta en la que muestras cómo se parecían las cosas y tu supervisor solo quería escuchar cómo eran diferentes. Tal vez intentaste advertir a alguien sobre algo que debía evitar y él solo estaba interesado en escuchar sobre algo que quería perseguir. De pronto tú no necesitabas una demostración de afecto constante y tu pareja si la estaba buscando. Cuando hablas en la clave incorrecta, el mensaje que aparece es el incorrecto. Es un problema que va desde las relaciones de pareja, hasta de ejecutivos que tratan con sus empleados. Muchos de nosotros aún no hemos desarrollado la agudeza para reconocer y calibrar las estrategias básicas que otros usan. Cuando no puedes transmitir tu mensaje a alguien, no necesitas cambiar el contenido. Debes desarrollar la flexibilidad para así poder modificar tu forma y que esta se ajuste a esa programación de la persona con la que estás tratando de comunicarte.