Por si no te has dado cuenta, tienes un diálogo MENTAL en tu cabeza que nunca se detiene. Simplemente está ahí, sigue, sigue y sigue. Alguna vez te has preguntado ¿Quién esa voz? ¿Eres tu mismo? ¿Por qué habla? ¿Cómo decide qué decir y cuándo? ¿Qué tanto de todo eso que dice, termina siendo cierto? ¿Qué tanto de lo que dice es realmente importante?

 

Si nos atrevemos a mirar más allá de la superficie del término “yo”, surgen preguntas que mucha gente preferiría no hacer: Todos esos aspectos de mi ser, ¿Son realmente parte de ese “yo” o solo soy uno de esos y si es así, cual, cuando, cómo y por qué?

 

Quédate y lo sabrás...